viernes, marzo 05, 2010

BUSCAN DESTITUIR A CRISTINA FERNANDEZ PARA VOLVER A LOS NOVENTA

La Presidenta de la Nación fue votada en el año 2007 por el 46 % de los argentinos para gobernar hasta el 10 de diciembre de 2011. Quienes endeudaron al país, Menem, De La Rúa, Rodríguez Saa, Duhalde hoy articulan una acción destituyente desde el Congreso de la Nación , desde algunos ámbitos de la Justicia y desde los monopolios de la comunicación.

Hoy la Argentina crece en trabajo, en educación, en producción, en obras públicas, en políticas contundentes en la lucha contra la pobreza y la exclusión.

La asignación Universal por hijo, 2 millones de nuevos jubilados, 2 aumentos anuales para el sector pasivo, nuevos puestos de trabajo, 500.000 viviendas nuevas, caminos, autopistas, agua corriente, cloacas, redes eléctricas, escuelas, universidades, hospitales, incremento de la producción de automotores, constituyen avances de nuestro pueblo llevados adelante por el  proyecto iniciado en el 2003.

La mayoría de la actual oposición, responsables del pasado de desocupación, del corralito, del desastre económico y social del 2001 intenta impedirle a la Presidenta Cristina que nombre a sus funcionarios y que pague las deudas que dejaron ellos.

No hay duda, quieren paralizar el país porque saben que con la actual política que lleva adelante la Presidenta Cristina Fernández, el país seguirá creciendo y en el 2011 el pueblo decidirá la continuidad de éste modelo de crecimiento con equidad.

Imaginemos, lo que será la Argentina con estos personajes en el gobierno: indultarán de nuevo a los genocidas de la Dictadura Militar , habrá de nuevo punto final y olvido, habrá descuento a los Jubilados y empleados estatales, habrá menos estado, habrá ajustes, habrá leyes de flexibilización laboral, habrá  nuevamente relaciones carnales con los EE.U.U. y con Inglaterra quien podrá explotar inconmensurables riquezas en petróleo que hay en nuestras queridas Malvinas.

Ante esta situación, la Central de Movimientos Populares (CMP) se declara en estado de alerta y movilización para impedir el golpe institucional.